Tarjeta crédito inmediata

Tarjetas de crédito online respuesta inmediata

Una tarjeta crédito inmediata es aquella que se puede contratar en solo unos minutos a través de un formulario online. En realidad, este tipo de tarjetas son las mismas que están disponibles en oficinas físicas de bancos y otras entidades emisoras, pero presentan la gran comodidad de poder hacer el trámite en el momento que más nos convenga, sin colas ni esperas.

Tarjeta crédito inmediata
Tarjeta de crédito inmediata.

Solicitar tarjetas de crédito online respuesta inmediata es un proceso sencillo y rápido. Los formularios de solicitud están pensados para ponérnoslo fácil y eliminar al máximo el papeleo. La mayoría de comercializadores de tarjetas de crédito (bancos y otras empresas de crédito) ya cuentan con los medios para poder hacerlo desde su página web, su app o incluso por teléfono.

El tiempo de respuesta para saber si la solicitud se aprueba o deniega suele ser bastante corto, pero depende en gran medida del número de solicitudes que esté tramitando la entidad en cada momento. Puede ir de solo unas horas a unos días, aunque por norma general recibes la nueva tarjeta en un plazo de menos de dos semanas. Puede comenzar a utilizarla incluso antes, desde que tu solicitud haya sido aprobada.

En esta guía encontrarás toda la información sobre cómo conseguir una tarjeta crédito inmediata. Explicamos todos los pasos del proceso además de cómo puedes comparar y encontrar la tarjeta que mejor se adapta a tu perfil.

También analizaremos si se pueden pedir tarjetas de crédito sin comprobar ingresos de entrega inmediata y cuál es la situación al tratar de solicitar una tarjeta de crédito con ASNEF y RAI.

Antes de lanzarte a rellenar una solicitud, nuestro consejo es que trates de recabar toda la información posible sobre las tarjetas que existen actualmente en el mercado. Comprendemos que si estás buscando tarjetas de crédito online respuesta inmediata, probablemente tengas un poco de prisa.

No debes perder de vista que una tarjeta de crédito es un producto financiero y perder unos minutos en conocer sus comisiones e intereses puede ahorrarte mucho dinero a lo largo del año. A continuación te contamos qué debes hacer antes, después y en el proceso de solicitud de cualquiera de las tarjetas de crédito online respuesta inmediata, para asegurarte de conseguir la mejor tarjeta de crédito:

  • Pregúntate para qué vas a utilizar la tarjeta. Si no vas a financiar tus compras o comprar a crédito, probablemente lo que buscas no es en realidad una tarjeta “de crédito”.
  • Compara. Aprovecha la gran cantidad de tarjetas de crédito online de respuesta inmediata que se ofrecen actualmente para escoger la mejor.
  • Cuando hayas decidido qué tarjeta crédito inmediata quieres, infórmate sobre qué tipos de compras y retiradas de efectivo desde cajeros permite hacer, sus comisiones y sus intereses TIN y TAE si vas a usarla para aplazar pagos.
  • Antes hacer una compra a crédito con tu nueva tarjeta crédito inmediata, tómate unos minutos para calcular cuánto terminarás pagando al final por el producto que vas a financiar. Comprar a crédito no debe ser un acto espontáneo, ni siquiera para cantidades pequeñas.

Tarjetas de crédito sin comprobar ingresos entrega inmediata

Por más que busques, ya te advertimos que no encontrarás tarjetas de crédito sin comprobar ingresos de entrega inmediata. Cualquier tarjeta crédito inmediata consta de un protocolo de verificación de datos que incluye la comprobación de ingresos.

En realidad esto es bastante lógico, si tenemos en cuenta que la entidad emisora necesita saber con qué vamos a poder pagar nuestras compras y los intereses que generarán. Cuando rellenas una solicitud para conseguir una tarjeta crédito inmediata, debes esperar un tiempo de respuesta para saber si se te concede o deniega. En ese tiempo, la entidad está comprobando:

  • Que tus datos personales son correctos (tienes la edad mínima requerida para optar a la tarjeta, tu documento de identidad es real y no está caducado, resides legalmente en el país…)
  • Que eres solvente (básicamente que no estás inscrito en un registro de morosos)
  • Que tus ingresos regulares te permitirán afrontar los costes de comprar a crédito

Si todo es correcto, a partir de aquí calcularán cuánto es el máximo de la línea de crédito que pueden concederte con la nueva tarjeta. En definitiva, para ellos comprobar tus ingresos es una parte fundamental del proceso, porque además de confirmar que puedes permitirte una tarjeta de crédito, determinará cuánto es el máximo de crédito que pueden concederte.

Tarjetas de crédito online respuesta inmediata con ASNEF

El interés por las tarjetas de crédito online respuesta inmediata con ASNEF ha crecido en paralelo a la posibilidad de conseguir contratar online tarjetas crédito inmediatas. Por eso es tan frecuente encontrarse con anuncios sobre este tipo de productos, pese a que en realidad no existan como tales.

Las tarjetas de crédito online de respuesta inmediata con ASNEF son básicamente un producto imposible, ya que todas las entidades crediticias y bancos consultan ASNEF antes de decidir si conceden un préstamo o tarjeta de crédito. Esto se debe a que si alguien tiene una deuda sin pagar, es mucho menos probable que pueda afrontar los cargos de una tarjeta crédito inmediata más sus gastos y comisiones.

El sinsentido de las tarjetas de crédito online respuesta inmediata con ASNEF sería el siguiente:

  1. Una entidad ofrece una tarjeta de crédito inmediata para personas que están en ASNEF porque ya deben dinero a otras empresas.
  2. El principal atractivo de esta tarjeta de crédito inmediata residiría en que se entrega de manera prácticamente instantánea tras ser solicitada online a alguien que ya tiene pagos previos por afrontar, y como es online, lo hace sin que medie entrevista entre la persona que va a prestar el dinero y el consumidor.
  3. La entidad corroboraría que la persona a la que va a conceder un crédito está en ASNEF para concederle una tarjeta de crédito inmediata con la que gaste un dinero que previsiblemente no podrá devolver.

Tarjetas de crédito con ASNEF y RAI respuesta inmediata

ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros) es una entidad privada que cuenta con un listado de morosos operada por Equifax. Por su parte RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas) es otro listado similar, gestionado por Experian Bureau de Crédito SA (Centro de Cooperación Interbancaria). Ambas listas se consultan previo pago y muchas empresas además vuelcan sus datos en ellas.

Todos los bancos y establecimientos financieros del país consultan estos y otros listados antes de conceder cualquier tipo de producto crediticio (incluyendo tarjetas de crédito) a cualquiera de sus clientes. Los impagos por un importe superior a 300€ que conlleven un escrito documental en el que se reconozca esta deuda, son susceptibles de introducirse en uno de estos listados.

Aunque a diario se ofertan tarjetas de crédito con ASNEF y RAI respuesta inmediata, en realidad este tipo de productos no se conceden por el hecho de estar inscritos en estos registros de morosos, sino a pesar de ello ¿Qué necesitas hacer para conseguir una tarjeta de crédito inmediata si este es tu caso?

  • Intentar saldar tu deuda para que tus datos desaparezcan de ASNEF. Con esto terminarás con las limitaciones y vetos que los bancos y empresas de crédito imponen a quienes se encuentran en su listado.
  • Ponte en contacto por escrito con la empresa que introdujo tus datos en ASNEF. Trata de aclarar la situación, valora si te interesa pagar la deuda (incluso si no tienen razón) o recúrrela si se debe a un error.
  • Si tu deuda ya está saldada pero aun así sigues estando en ASNEF, ponte en contacto por escrito con la empresa que gestiona su fichero de datos. Tendrás que aportar la documentación que demuestre que la deuda ya no existe, o en su caso, que no es legal.

Lo primero que tienes que saber es que si una entidad concede una tarjeta crédito inmediata a alguien en esta situación, es porque sabe que tiene dinero para afrontar sus costes y recuperará la línea de crédito que le conceda, más los intereses. Pero hay que tener cuidado, porque a menudo se trata del mismo producto que ofrecerían a cualquiera que no esté en ASNEF, solo que con un coste más alto.

Cómo conseguir una tarjeta de crédito inmediata

Una tarjeta de crédito inmediata es una forma sencilla y ágil de conseguir financiación, gracias a su sencillo proceso de solicitud que no te llevará más de unos minutos. Bien gestionadas, las tarjetas de crédito ofrecen múltiples servicios que te hacen la vida un poco más sencilla:

Conseguir una tarjeta de crédito inmediata
Conseguir una tarjeta inmediata.
  • Retirada de efectivo en cajeros
  • Opción de transferencia de crédito a tu cuenta bancaria
  • Financiación
  • Seguridad adicional en las compras online
  • Ventajas como descuentos, seguros…

Encontrar la mejor tarjeta de crédito inmediata es cuestión de dedicar un poco de tiempo a infórmate, comparar y hacer cuentas, para ver si realmente te compensa y cómo puedes sacarle todo el beneficio posible.

Puedes solicitar una tarjeta crédito inmediata online prácticamente en todas las entidades que las comercializan. Algunas además disponen de oficinas presenciales y la opción de contratarlas por teléfono. Pero la manera más rápida y sencilla de conseguir una tarjeta de crédito inmediata es a través de sus formularios online, que cuentan con ayuda personalizada en caso de duda. El proceso es el siguiente:

  1. Lee la información sobre el tipo de tarjeta, las compras que te permitirá hacer, sus comisiones e intereses, y qué otras ventajas te aporta.
  2. Rellena el formulario de solicitud online. Necesitarás aportar información personal y financiera.
  3. Una vez enviado el formulario y la documentación, tendrás que esperar para ver si tu tarjeta es aprobada y con qué línea de crédito.
  4. Si la entidad te concede la tarjeta, te lo notificará en unos días (a veces horas) y procederá a enviarte el “plástico” a la dirección que hayas facilitado.

A partir de este momento es posible utilizar la tarjeta para compras y transacciones online, si activas la tarjeta con el código de activación. En ocasiones este punto del proceso requiere de la propia tarjeta, que deberá activarse en un cajero automático de la entidad emisora. En ese caso deberás esperar a que la tarjeta te llegue por correo (o recogerla en una oficina de la entidad) para poder comenzar a usarla.