Tarjeta de crédito sin cambiar de banco

Conoce qué tarjetas de crédito sin cambiar de banco hay disponibles

¿Busca una Tarjeta de crédito sin cambiar de banco? Las tarjetas de crédito sin cambiar de banco o tarjetas no vinculadas, son tarjetas de crédito ofrecidas por entidades diferentes al banco donde tienes tu cuenta. Igual que las diferentes tarjetas de la red Visa o MasterCard que habitualmente emiten los bancos, estos son los tipos de tarjetas de crédito que puedes solicitar sin cambiar de banco:

Tarjeta de crédito sin cambiar de banco
Tarjeta sin cambiar de banco.
  • Tarjetas prepago o monedero
  • Tarjetas de débito
  • Tarjetas de crédito/débito
  • Tarjetas de crédito con opción de cargo mensual o pago aplazado

Actualmente la oferta de tarjetas de crédito sin cambiar de banco es bastante amplia porque se trata de un mercado con mucha competencia. Para los consumidores eso presenta una gran ventaja (hay mucho donde elegir) aunque también implica que necesitarás dedicarle un tiempo a comparar tarjetas de crédito.

Nuestro consejo es que, más allá de ofertas temporales por solicitar tarjeta de crédito sin cambiar de banco, dediques el tiempo necesario a preguntarte qué es lo que realmente te conviene y cuál es el tipo de tarjeta que mejor se adapta a tu forma de comprar. No será lo mismo una tarjeta para pagos cotidianos diarios que para compras especiales o que necesites financiar.

Si ya has decidido cuál es la tarjeta que quieres, puedes solicitarla cuándo y desde donde quieras a través del formulario online disponible en la página de su banco o empresa emisora. Los únicos requisitos exigidos son:

  • Cumplir la edad legal requerida, y poder demostrarlo con un documento de identidad sin caducar
  • Ser residente legal en el país
  • No estar incluido en un fichero de morosos como ASNEF o cualquier otro
  • Ser titular o cotitular de una cuenta bancaria
  • Disponer de ingresos demostrables

Las empresas dedicadas a la emisión de tarjetas son compañías especializadas en productos financieros. También es posible contratar una tarjeta de crédito emitida por otro banco y cargarla en tu cuenta habitual. Sin embargo, muchos bancos tienen lo que se conoce como “tarjetas vinculadas”, que exigen tener con ellos una hipoteca, un crédito o una cuenta bancaria para poder disfrutar de sus propias tarjetas asociadas.

Las tarjetas de crédito sin cambiar de banco tienen los mismos servicios que las emitidas por los bancos. Con ellas también podrás:

  • Sacar dinero de su red de cajeros
  • Consultar tu saldo bancario
  • Pagar en establecimientos físicos
  • Hacer compras online

Entre sus ventajas, además de una contratación más ágil, están los beneficios que muchas de ellas llevan asociados. En su mayoría actúan como tarjetas de fidelización, con descuentos y promociones cuando realizas tus compras en un cierto número de comercios adscritos. Al igual que las tarjetas de crédito vinculadas de los bancos, también disponen de extras como seguros, cobertura ante emergencias, garantías prorrogadas… y otras ventajas específicas.

Solicitar tarjeta de crédito sin cambiar de banco

Solicitar tarjeta de crédito sin cambiar de banco es un trámite sencillo que se puede hacer online o presencialmente en una de las oficinas de la entidad emisora de la tarjeta. Cada vez son más las tarjetas de crédito que se pueden contratar de forma presencial o digital, con las mismas condiciones.

Los pasos para solicitar tarjeta de crédito sin cambiar de banco son sencillos y no implican apenas papeleo. En total no tardarás más de unos minutos en rellenar la solicitud online, y dependiendo del número de solicitudes pendientes y los protocolos de la entidad a la que la solicites, podrías tener tu tarjeta disponible en solo unos días.

Las páginas para solicitar tarjeta de crédito sin cambiar de banco están pensadas para resultar fáciles de usar a todo el mundo. Muchas personas se sienten inseguras al contratar este tipo de cosas online, pero en realidad hacer los trámites por internet tiene sus ventajas.

Para empezar, te será más fácil comparar y no tendrás que hacer cola o desplazarte para presentar tu solicitud. En caso de necesitarlo podrás contar con ayuda desde la propia página, y tendrás a disposición una guía paso a paso en todo el proceso.

  1. Rellena con tus datos actualizados el formulario de solicitud disponible en la web de la entidad emisora
  2. Aporta a través del portal de solicitud la documentación personal y financiera necesaria
  3. Espera a que el sistema verifique que tus datos son reales y lleve a cabo una evaluación de solvencia para aprobar o rechazar tu solicitud de tarjeta de crédito
  4. Recibe la confirmación de tu solicitud en el domicilio que indicaste en tu solicitud
  5. Activa la tarjeta para poder comenzar a utilizarla

Tarjeta de crédito sin cambiar de banco con ASNEF

Una tarjeta de crédito sin cambiar de banco con ASNEF no están disponibles por el momento. Esto se debe a que todas las entidades dedicadas a la venta de productos financieros, sean bancos o no, incluyen en sus protocolos de solicitud de tarjetas de crédito la consulta a los ficheros de morosos.

Tarjeta de crédito sin cambiar de banco con ASNEF
Cambiar con ASNEF.

Si tus datos aparecen en uno de estos listados, la solicitud de tarjeta de crédito será paralizada y rechaza de forma automática. La razón es que las entidades de crédito que emiten las tarjetas necesitan verificar la solvencia de sus potenciales clientes. Por eso, además de valorar los datos financieros referentes a ingresos regulares, solo aceptan clientes con una economía saneada.

De igual manera, para muchas empresas de tarjetas de crédito, el hecho de tener una hipoteca es interpretado como un buen indicio. Esto les asegura que el solicitante ya ha pasado previamente por un test de solvencia (el que hizo el banco que le concedió la hipoteca) y que es capaz de organizarse para cumplir con sus pagos mes a mes.

Aunque no es posible encontrar tarjetas de crédito sin cambiar de banco con ASNEF, si lo que buscas es una tarjeta para hacer compras online, puedes optar a una tarjeta prepago o monedero recargable. Si esta opción no es suficiente porque además necesitas poder financiar tus compras con tarjeta de crédito, nuestro consejo es que te dirijas directamente a tu banco y les expliques tu situación para poder optar a una tarjeta de crédito vinculada a tu cuenta bancaria.

Tarjetas de crédito gratuitas sin cambiar de banco

La publicidad de algunas de las entidades financieras que comercializan tarjetas puede llevar a entender que existen tarjetas de crédito gratuitas sin cambiar de banco. En realidad esto es cierto solo a medias, ya que todas las tarjetas de crédito cobran intereses por pagos aplazados, o en su defecto comisiones.

Lo que sí puedes encontrar son tarjetas de crédito gratuitas sin cambiar de banco dentro de una promoción especial. Al hablar de “tarjetas de crédito gratis” se puede entender que:

  • La tarjeta no tiene comisión de emisión ni mantenimiento. Es a lo que generalmente se refieren los bancos cuando hablan de una tarjeta de crédito gratis.
  • Se trata de una tarjeta de crédito que permite pagos aplazados al 0% siempre y cuando liquides el total del pago dentro de un plazo, por ejemplo 6 semanas.
  • Que la tarjeta no tiene comisiones durante un tiempo, por ejemplo durante el primer año.

Algunos bancos ofrecen la posibilidad de utilizar tarjetas de crédito gratis a sus clientes a cambio de domiciliar su nómina o pensión. Este tipo de tarjetas son lo que se conoce como tarjetas vinculadas, y por norma general no suelen tener intereses si el cargo mensual se abona puntualmente.

Cómo conseguir una tarjeta de crédito sin cambiar de banco

Además de las tarjetas que se nos entregan al contratar una cuenta o una hipoteca, podemos elegir el tipo de tarjeta que más nos interese fuera del catálogo ofrecido por nuestro banco. Las tarjetas de crédito pueden contratarse en:

  • Bancos tradicionales
  • Banca online
  • Entidades financieras presenciales y online
  • Algunos comercios y grandes cadenas, que ofrecen su propia tarjeta de fidelidad

Las opciones para conseguir una tarjeta de crédito sin cambiar de banco pasan por preguntarte qué tipo de tarjeta necesitas, buscar cuáles cumplen tus expectativas, compararlas y seleccionar aquella con un menor coste y mayores ventajas.

Este proceso es algo muy personal, y aunque existen parámetros objetivos para decidir qué tarjetas de crédito sin cambiar de banco son las más baratas o las que ofrecen mejores descuentos, es la forma de comprar de cada uno la que determina a cuál le sacaremos un mayor rendimiento.

Puedes contratar una tarjeta de crédito con otro banco o entidad financiera diferente a la tuya y utilizar tu actual cuenta bancaria para cargar los gastos de la nueva tarjeta. No necesitas crear una cuenta bancaria en otro banco para poder tener otra tarjeta de crédito.